Cómo afecta a tu comunidad el nuevo cambio en la TDT

Toca volver a sintonizar el televisor y esto puede ser un proceso muy sencillo y gratuito o suponer para las comunidades de propietarios la contratación de un instalador y el consiguiente desembolso económico.

La liberación del Segundo Dividendo Digital llega de la mano del Real Decreto 391/2019, aprobado el pasado 21 de junio por el Consejo de Ministros. Seguirá la hoja de ruta anunciada el pasado verano y que establece que el 30 de junio de 2020 debe estar todo el proceso finalizado, de acuerdo al calendario establecido por la Unión Europea.

¿Qué supone este proceso para las comunidades de propietarios? Pues depende del caso. Nos encontramos ante tres situaciones. Por una parte, están los dueños de viviendas individuales, que tan sólo tendrán que resintonizar sus aparatos de televisión para reubicar las cadenas de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en sus nuevas bandas de emisión.

 

Más compleja son las circunstancias a las que se enfrentan las comunidades de propietarios, ya que en su caso deberán adaptar las instalaciones de recepción con las que cuenta el edificio para recibir la señal de la TDT. Pero no todas de la misma forma. Todo depende del cambio que realizasen en 2015, cuando se produjo la primera resintonización de la TDT.

Así, si el edificio cuenta con cabeceras modulares, será necesario instalar nuevos módulos para dar cabida a las bandas en las que emitirán los canales de la TDT de forma única a partir del 30 de junio del próximo año. Si el inmueble cuenta con centralitas programables, la adaptación a las nuevas frecuencias de emisión será mucho más sencilla, ya que no implicará la inserción de nuevos módulos, sino tan sólo la reprogramación del sistema operativo ya instalado.

Las ayudas gubernamentales para esta resintonización oscilan entre los 104,3 y los 677,95 euros

Si nos ceñimos a las comunidades de propietarios, tanto en un caso como en el otro, es decir, independientemente de que afronte una mayor o menor dificultad en el proceso de adaptación a la nueva TDT, éstas podrán contar son subvenciones estatales. El Gobierno, en el RD 391/2019, aprobó una partida presupuestaria de 150 millones de euros para apoyar a las comunidades en la adaptación. En función de los requerimientos técnicos necesarios para que las comunidades modifiquen su instalación y puedan continuar recibiendo la señal de los canales de la TDT, estas ayudas gubernamentales oscilan entre los 104,3 y los 677,95 €.

La liberación del Segundo Dividendo Digital no supondrá para los usuarios la recepción de nuevos canales de televisión. Su objetivo no ampliar la oferta televisiva, sino dejar espacio a la telefonía móvil de quinta generación, el 5G, otorgándole una serie de frecuencias que permitirán a los operadores proporcionar una serie de servicios de comunicaciones electrónicas, entre los que destacan una mejor cobertura en zonas aisladas.

A través del RD 391/2019, denominado Plan Técnico Nacional de la TDT, también se “establece una fecha límite -1 de enero de 2023- en la que todos los canales de televisión deberán evolucionar a alta definición”. Esto supondrá que para esa fecha todos los televisores que no tengan un aparato de TDT compatible con la alta definición dejarán de funcionar, ya que todos los canales serán emitidos en alta definición HD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =