Suministro de agua para instalaciones de protección contraincendios. ¿Una estafa legal?

Manguera de incendios. Blog del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid

Por Pablo García. Ingeniero industrial y asesor de Industria del CAFMadrid

Los edificios en los que es precisa la existencia de BIEs (Boca de Incendio Equipada) deben disponer, según la normativa de suministro de agua del Canal de Isabel II, de una acometida de agua independiente a la existente para el agua potable y, por tanto, un contador también independiente.

Como a través de la red general de distribución no se puede asegurar una presión constante debido a los numerosos puntos de suministro,  existe, aunque no de forma generalizada, una segunda red de distribución sólo para la alimentación de los sistemas contraincendios a la que se debe conectar la acometida para dichos sistemas.

El problema surge en zonas en las que no existe dicha segunda red de distribución; entonces se suele conectar esta segunda acometida a la red principal con lo que no se va a poder asegurar la presión necesaria exigida por ley en caso de necesidad. En esos casos se suele disponer de un aljibe con bombas para garantizar las exigencias de funcionamiento de las bies.

¿Cómo se factura?

La facturación correspondiente a este contador específico para sistemas de protección contraincendios se divide en dos bloques principales:

a) Parte variable (que depende del volumen de agua suministrada).

b) Parte fija (cuota de servicio, en concepto de disponibilidad del servicio).

La parte variable suele ser nula a no ser que exista un consumo para llenado de  aljibes o se utilicen las BIEs ya sea en caso de incendio o al hacer las revisiones anuales con las correspondientes pruebas de las BIEs.

La parte fija, en cambio, se factura independientemente de que haya consumo o no y dependerá del diámetro del contador instalado, por lo que a mayor diámetro se pagará más.

La parte fija de la facturación dependerá del diámetro del contador instalado

Tanto la parte fija como la variable se dividen a su vez en cuatro bloques: Aducción, Distribución, Depuración y Alcantarillado. Si se desglosa la parte fija de una factura cualquiera por conceptos podemos observar que existe una relación de gastos sobre la facturación total de aproximadamente un 27.5%, un 12.5 %, un 44.6 % y un 15.4 % respectivamente en los bloques indicados anteriormente.

Tarifas

Anualmente se publican en el BOCM las fórmulas para la tarificación de los servicios. En la actualidad se encuentra vigente lo indicado en la Orden 3062/ 2015 de 30 de diciembre. Aplicando las fórmulas que aparecen en dicha Orden para el suministro de agua en un garaje y suponiendo tres diámetros distintos de contador nos encontramos con unos importes bimensuales aproximados de: para diámetro de 40  ( 115 € ), para 50  ( 175 € ) y para 65  ( 250 € ). Observamos que el paso de un diámetro al superior implica un incremento de la cuota de un 50% aproximadamente.

Como conclusión podemos entender que si conseguimos reducir el diámetro del contador instalado se puede abaratar la parte fija de la facturación por lo que las comunidades afectadas deben solicitar al Canal una reducción de dicho diámetro, siempre y cuando se respeten los caudales mínimos necesarios para el suministro de los sistemas afectados.

Si conseguimos reducir el diámetro del contador instalado se puede abaratar la parte fija de la facturación

Ante esta situación es normal sentirse extrañado ante el cobro de unos servicios que no son utilizados, mientras que los conceptos de Aducción y Distribución pueden ser admisibles, los de Depuración y Alcantarillado no lo son puesto que cobrar un servicio de depuración sin tener un consumo de agua no parece lógico. Además el agua utilizada para los sistemas de protección contraincendios no es necesario que sea potable por lo que se puede utilizar agua sin depurar al  igual que sucede en muchos sistemas de riego.

En cuanto al concepto de Alcantarillado, al igual que la depuración, si no hay consumo de agua no habrá tampoco vertidos a la red de alcantarillado. Entendemos que como mucho estos dos conceptos deberían cargarse sólo en la parte variable y no en la parte fija de la facturación.

Como justificación el Canal de Isabel II  aduce que viene obligado a mantener la capacidad de generación de fondos vía tarifa, para acometer las inversiones necesarias para garantizar la prestación de un adecuado servicio, de acuerdo con lo establecido en la normativa reguladora del abastecimiento y saneamiento de agua en la Comunidad de Madrid.

4 comentarios en “Suministro de agua para instalaciones de protección contraincendios. ¿Una estafa legal?

  1. Estimado Pablo felicitarte por el articulo tan completo que has realizado.

    Como instalador y mantenedor de Protección contra incendios solo hacer una observación hacia tu comentario.

    “Como conclusión podemos entender que si conseguimos reducir el diámetro del contador instalado se puede abaratar la parte fija de la facturación por lo que las comunidades afectadas deben solicitar al Canal una reducción de dicho diámetro, siempre y cuando se respeten los caudales mínimos necesarios para el suministro de los sistemas afectados.”.

    El diámetro del contador va en función de los cálculos hidráulico que se realizó en el proyecto, por lo que entendemos que no es viable solicitar al canal una acometida menor a la proyectada, ya que incumpliríamos con las especificaciones del proyecto aprobado.

    Otra cosa seria que se modificara ese proyecto y se pudiera ajustar a menor la acometida como bien dices respetando los caudales mínimos necesario para el suministro, con la salvedad de que esta modificaciones se deberían legalizar, lo que incluiría adaptar las instalaciones a la Normativa actual (ejemplo sustituir Bocas de Incendios de 45 mm a 25 mm).

    1. Buenas tardes
      En su momento solicité al Canal Isabel II una revisión del diámetro del contador de la instalación contra incendios, a lo cual no pusieron ningún problema. Me hicieron un presupuesto por los trabajos a realizar y nada más. La valoración la realizó un técnico del Canal Isabel II que fue el que dio el OK para esa reducción del diámetro. Para nada se tuvo en cuenta el proyecto.
      Si pagas, te lo hacen. A lo mejor luego viene ellos o un organismo tercero y te dice que está mal hecho. Este país es de pandereta en cuanto a exigencias legales y a su cumplimiento (incluso, y especialmente, por los organismos oficiales).
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =