Recomendaciones para una buena convivencia este verano

En las comunidades de propietarios, la llegada de la época estival suele acarrear una serie de problemas de convivencia relacionados con un mayor uso de las zonas comunes y los ruidos principalmente. El uso indebido de la piscina, la presencia de niños y adultos hasta tarde en las zonas verdes o el parque y las fiestas o usos de la terraza para prácticas molestas son algunos de los conflictos que suelen surgir en estos meses.

Por ello desde CAFMadrid queremos ofrecer algunos consejos:

  • Debido a las altas temperaturas, es fundamental prestar especial atención a la limpieza, tanto de nuestras propias residencias como de las zonas comunes, y hacer una correcta gestión de los residuos para evitar la aparición de plagas y malos olores. Las bolsas de residuos de nuestra vivienda deberán depositarse en los recipientes habilitados para ello y dentro del horario estipulado según la ordenanza municipal. Nunca debemos depositarlas en espacios comunes como el descansillo o la escalera ni dejarlas en la terraza a la intemperie.
  • Haremos un uso correcto y respetuoso de las áreas comunes, como piscinas, parques o canchas deportivas, realizando solo actividades autorizadas, manteniendo un nivel de ruido aceptable y manteniéndolas limpias empleando correctamente las papeleras, en las que no depositaremos en ningún caso residuos domésticos.
  • El ruido es el siguiente fenómeno al que se deben la mayoría de los conflictos en las comunidades de propietarios. Debemos tener en cuenta que tanto los ayuntamientos como la comunidad autónoma tienen unos horarios establecidos en los que no pueden producirse ruidos, siendo el de la Comunidad de Madrid el comprendido entre las 22:00 y las 8:00. Cada ayuntamiento puede fijar un horario propio como es el caso del Ayuntamiento de Madrid que lo fija entre las 23:00 y las 7:00 horas (8:00 los días festivos).

Dentro de nuestra comunidad de propietarios intentaremos evitar las fiestas y la música excesivamente alta también fuera de ese horario respetando en todo caso las horas de descanso. Además, es conveniente que las comunidades aprueben normas de régimen interior con el objetivo de establecer un marco adecuado y adaptado a cada caso para evitar las molestias que pueden generar algunas actividades propias de esta época.

  • Tendremos especial cuidado con las mascotas evitando que generen ruidos molestos o suciedad en las zonas comunes y respetaremos las normativas específicas de cada ayuntamiento sobre la tenencia de animales domésticos.
  • Muchos propietarios aprovechan la época estival para realizar obras y mejoras en su propiedad. Estas deberán ser comunicadas previamente al presidente de la comunidad o al Administrador, contarán con licencia que especifique su duración y deberán respetar los horarios y niveles de ruido establecidos en la normativa municipal.

Muchos de los problemas pueden regularse mediante normas normas de régimen interno pero, ante cualquier cuestión que afecte a la convivencia este verano en nuestra comunidad de propietarios, siempre es una garantía contar con un Administrador de Fincas Colegiado que sabrá aplicar la mejor solución y adoptar las medidas necesarias en cada caso para resolver estos conflictos.

Compartir