¿Qué precauciones podemos tomar en las comunidades de propietarios ante el coronavirus?

Ante todo, es importante evitar caer en alarmismos. Si bien el constante goteo de estos días de nuevos casos de personas infectadas por el coronavirus en España y el hecho de que haya enfermos en la Comunidad de Madrid ha llevado a cientos de vecinos de la región a acudir a las farmacias en búsqueda de mascarillas, el Ministerio de Sanidad es muy claro al respecto: “No hay que adoptar mecanismos de protección innecesarios, como por ejemplo las mascarillas”.

Esto no significa, no obstante, que no se deban adoptar otras medidas genéricas de protección individual. De hecho, el Gobierno ha elaborado un documento en el que explica las características de la enfermedad y qué podemos hacer para protegernos de la misma. Se trata de una serie de acciones que tienen especial relevancia cuando estamos en contacto con personas que presentan síntomas, pero también cuando estamos en espacios de tránsito. Y aunque el tránsito en una comunidad de propietarios suele verse limitado a los residentes y al personal que trabaja en el inmueble, no está libre de ser una zona en la que es importante tener en cuenta las medidas de higiene aconsejadas.

Es recomendable que en la limpieza de las zonas comunes se utilice lejía o alguna solución desinfectante y que se preste especial atención a los elementos que se tocan con frecuencia, como pomos, interruptores o pasamanos

Estas acciones nos ayudan a protegernos no sólo ante el coronavirus, sino ante otras enfermedades respiratorias, como la gripe común. Desde el Ministerio de Sanidad nos indican la necesidad de:

1. Realizar una higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después de contacto directo con personas enfermas o con su entorno.
2. Evitar el contacto estrecho con personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos o estornudos.
3. Mantener una distancia de un metro aproximadamente con las personas con síntomas de infección respiratoria aguda.
4. Cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables o toser o estornudar y lavarse las manos.

Dispensadores de soluciones desinfectantes

Dado que en las zonas comunes de las comunidades de propietarios es inevitable entrar en contacto con elementos que tocan otras personas y que pueden verse afectados por las secreciones de toses y estornudos, sería factible plantear la instalación de dispensadores de soluciones desinfectantes en áreas como el portal o el garaje. Pero, en cualquier caso, sería suficiente con lavarnos las manos nada más llegar a casa.

También es recomendable que en la limpieza de estas zonas comunes se utilice lejía o alguna solución desinfectante y que se preste especial atención a los elementos que se tocan con frecuencia, como pomos, interruptores o pasamanos. Asimismo, no es recomendable utilizar un atomizador para aplicar el desinfectante.

El Gobierno de Sanidad descarta que sea necesario adoptar precauciones especiales ni con comida ni con animales para evitar esta infección. También indica que desde la Unión Europea no se ha adoptado ninguna medida adicional en relación a los controles oficiales que se realizan sobre las diferentes mercancías de uso o consumo humano procedentes de las zonas donde hay transmisión sostenida, por lo que no existe ninguna restricción ni recomendación específica relativa al movimiento de mercancías.