Puertas de acceso a las azoteas, ¿se pueden mantener cerradas con llave?

Por Pablo García Corredera, ingeniero técnico industrial y asesor de CAFMadrid

En caso de incendio en un edificio muchos se preguntan si la opción de evacuar sus viviendas a través de la azotea es viable y, por tanto, la puerta de acceso a dicha cubierta no debe estar cerrada con llave al estar situada en una vía de evacuación.

Para poder contestar a esta pregunta lo primero que se debe considerar es la posibilidad  de que dicha azotea tenga evacuación hacia un espacio exterior seguro, por lo que esta cubierta se puede considerar como parte de la vía de evacuación o que la azotea sea en sí mismo un espacio exterior seguro.

En la normativa vigente en estos momentos sobre el tema, que es el Código Técnico de Edificación (CTE), en su apartado DB-SI 3 (evacuación de ocupantes), se indica que las puertas situadas en recorridos de evacuación en el sentido de la evacuación deben poder abrirse sólo con manilla o barra antipánico, siendo éstas puertas las que se encuentran en recorridos de evacuación que llevan a un espacio exterior seguro.

Espacio exterior seguro

Pero, ¿qué es un espacio exterior seguro? En el apéndice del CTE aparece la definición.

Espacio exterior seguro “es aquel en el que se puede dar por finalizada la evacuación de los ocupantes del edificio”, y que cumple una serie de condiciones. Entre ellas hay una que se refiere al tema que abordamos.

Casi la totalidad de las azoteas de los edificio no se pueden considerar espacio exterior seguro

La cubierta de un edificio se puede considerar como espacio exterior seguro siempre que, además de cumplir una serie de condiciones, su estructura sea totalmente independiente de la del edificio con salida a dicho espacio y un incendio no pueda afectar simultáneamente a ambos.

Esta última condición no se cumple en prácticamente la totalidad de las azoteas por lo que éstas no se pueden considerar espacio exterior seguro y las puertas de acceso a ellas se pueden mantener cerradas con llave. Sólo en el caso de considerar la azotea como zona de tránsito a otra zona que sea espacio exterior seguro se podría considerar el hecho de no cerrar las puertas de acceso a las azoteas con llave.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =