La nueva Ley de Servicios Profesionales, en entredicho (II)

Si en el anterior post  puse la lupa en el contenido del anteproyecto de la nueva Ley de Servicios y Colegios Profesionales, en esta ocasión aporto mi visión más crítica sobre la intencionalidad que dicha norma creo que esconde.

Desde mi punto de vista, es  en realidad una tapadera para la desregulación de las diferentes profesiones a través de los Colegios, dando carta abierta a la incorporación de grandes empresas y multinacionales en este sector con la incorporación de servicios integrales u otros servicios que diluyan el trabajo y la importancia del profesional, abaratando los costes de forma innecesaria y generando una competencia que las empresas pequeñas y profesionales no podrán soportar.

El que no haya Colegios que vigilen los intereses de los Colegiados supondrá encontrarnos en un mercado desregulado a merced de las grandes corporaciones. El profesional dejará de ser independiente para formar parte de la plantilla de una empresa sin alma, que se regirá por intereses exclusivamente económicos, de dudosa ética profesional, sin importarles la relación con el cliente.

El que no haya Colegios que vigilen los intereses de los Colegiados supondrá encontrarnos en un mercado desregulado a merced de las grandes corporaciones.

Nos habla el anteproyecto de garantizar una verdadera protección a consumidores y usuarios. ¿De verdad creen ustedes que se defienden los intereses de estos desregulando las profesiones? ¿Creen que la libre competencia (que ya existe) es preferente a regular una actividad profesional para evitar actividades dañinas contra el usuario o consumidor? ¿Creen que bajar los precios de las tarifas dando acceso a empresas multinacionales con administradores de fincas darán solución a los problemas de su edificio de una manera coherente y profesional, o bien su administrador, dependiente de esa gran empresa o multinacional que les da el servicio integral, intentará hacer obras faraónicas para que otra empresa de servicios que dependa del holding saque el mayor beneficio posible?

¿De verdad el Estado se está preocupando de los ciudadanos, liberalizando los servicios profesionales? Créanme que tengo muchas dudas. En mi profesión, somos en España más de 15.000 Administradores de Fincas Colegiados, aunque podríamos poner otros ejemplos como abogados en Madrid que son más de 66.000 profesionales. ¿No creen que el mercado se encuentra suficientemente liberalizado? Si alguien piensa que con 15.000 profesionales en España se puede pactar precios es que tiene pocas luces.

Este anteproyecto valora principalmente aspectos económicos y administrativos de dudosa mejora para la sociedad, sin embargo no profundiza en aspectos tan trascendentales como la deontología, la ética profesional, el control de las actuaciones de los profesionales perversos o de aquellas empresas que intentan abusar del mercado. Si de verdad intentamos ayudar al consumidor hagámoslo desde todos los valores y no simplemente del valor económico que supondrá la “supuesta liberalización” para la sociedad.

¿Qué intereses le mueve realmente al Estado para hacer estos cambios ¿Realmente los ciudadanos y los profesionales estamos demandando esta ley?

¿De verdad creemos que si eliminamos más de 1.600 colegios profesionales que ya no serán colegios obligatorios y las convertimos en asociaciones vamos a conseguir con ello mejorar la economía de nuestro país o simplemente pasaremos de un capitalismo a un anarco-capitalismo? ¿Qué intereses le mueve realmente al Estado para hacer estos cambios ¿Realmente los ciudadanos y los profesionales estamos demandando esta ley?

Yo personalmente creo que nuestro Gobierno ha pactado con la Comisión Europea unas condiciones para que se concedieran los 40.000 millones de euros a los bancos. Pienso que entre otros requisitos se le ha exigido al Gobierno liberalizar el sector profesional con objeto de dar cabida en este nuevo contexto a las grandes empresas multinacionales a través de sus afiliados que son las que controlan realmente la política europea, dándoles acceso a la parte del pastel que supone el 9% del PIB.

Finalmente deciros que o los Colegios y sus correspondientes Consejos se ponen de acuerdo, movilizando a todos los profesionales para “modificar” esta “maravillosa” ley o nos veremos abocados a la desaparición de los buenos profesionales engullidos por la maquinaria de actuación de las grandes corporaciones y a la mayor parte de los colegios que nos representan.

4 comentarios en “La nueva Ley de Servicios Profesionales, en entredicho (II)

  1. Estimado Miguel,
    He leído con detenimiento tu artículo y me veo en la necesidad de comentar ciertos aspectos del mismo que, sin duda, enriquecerán nuestra visión de esta profesión que llevo amando 3/5 partes de mi vida .

    Coincido plenamente contigo que el anteproyecto de la Ley de Servicios y Colegios Profesionales es manifiestamente mejorable, o cómo yo diría en círculos más cerrados una verdadera BASURA. Lamentablemente creo que hasta aquí todas las coincidencias…

    No creo que esta “desregulación” de la que hablas pueda ser una tapadera o ayudar a ninguna empresa a hacer barbaridades. De hecho en los años de profesión que llevo me he encontrado pequeños despachos de “profesionales” que han hecho auténticas burradas, siendo colegiados, teniendo una cartera pequeñita y mucha “alma”. Por tanto, como he defendido en infinidad de ocasiones, ser Colegiado es un plus, sin duda, pero desgraciadamente no garantiza que quien ostente esta colegiación sea un BUEN profesional.

    De igual modo tampoco entiendo porque tenemos que asegurar que una gran empresa vendrá a “abaratar los costes de forma innecesaria”, bueno en realidad no entiendo la frase en sí, por cuanto abaratar los costes nunca sería de forma innecesaria… en realidad lo que haría es tener un proceso productivo más eficiente y con mayor rentabilidad, que entiendo busca(mos) cualquier empresario o profesional, de forma legítima, me permito añadir.

    ¿Crees que Microsoft, Zara, Google, Pascual o IBM han dañado sus respectivas industrias en detrimento del “profesional”? Yo creo que los BUENOS profesionales tienen cabida en el mercado, bien de forma autónoma (pequeña empresa de software que genera nuevas e innovadoras aplicaciones, o pequeña tienda especializada en determinadas prendas de ropa, cooperativas de ganaderos…) o bien dentro de una corporación en la que pueda crecer y ayudar a hacer más eficiente el negocio de la misma.

    Creo firmemente que los Colegios deben seguir existiendo (deben reinventarse, modernizarse, agilizarse, etc., pero DEBEN existir), y además creo que deben estar MUY atentos a los nuevos tiempos, a lo que, lejos de ser una “moda pasajera” es un modelo ya establecido en multitud de países que ha venido para quedarse, y que es perfectamente compatible con los Colegios (si se quiere), más bien debe ser complementario (insisto, si se quiere por ambas partes claro).

    ¿De verdad crees que si la Colegiación fuese “obligatoria” eso sería un obstáculo para una multinacional? Permite que te diga que es un coste ínfimo el que representa nuestra cuota colegial, dentro de una gran empresa, y permite que te diga que (desgraciadamente) el acceso a nuestros Colegios es EXCESIVAMENTE sencillo. Por tanto la “liberalización” de la que hablas no sería el problema, ¡no se pueden poner puertas al campo!

    Me entristece comprobar que piensas que cualquier persona que trabaje en una “gran corporación”, por el mero hecho de serlo, deja de ser un “buen profesional”. Una vez más lamento no estar de acuerdo contigo, a lo largo de los años he conocido GRANDES profesionales, tanto dentro como fuera de las grandes empresas (al igual que he encontrado todo lo contrario en ambos ámbitos…)

    Álvaro AFC del CAF Madrid

    1. Estimado Alvaro:
      Agradezco tus comentarios con respecto al artículo sobre la nueva LSP. No tenemos porque estar de acuerdo en todo porque para eso es un artículo de opinión, es más desde la diferencia, podremos sacar conclusiones que beneficiarán al resto de los profesionales del sector.
      Espero que otros compañeros aporten sus opiniones para ir enriqueciéndonos con los comentarios de todos.
      Solo espero y deseo que bien a través del Colegio o bien a través del Consejo se vayan haciendo reuniones con los Administradores de Fincas Colegiados y se vayan proponiendo opiniones para que se puedan trasladar al espectro político la opinión de los administradores de fincas y se haga con la mayor fuerza posible.
      Un abrazo.
      Miguel Fernández

  2. Buena noches amigo Miguel,
    Debo decir que me identifico totalmente con tu reseña,compañero. Cito a Marco Aurelio para situa el problema en su justa medida. Decía el emperador- filósofo, lo siguiente: “De cada cosa, pregúntate cual es su naturaleza y su filosfía” Y es esto lo que debemos hacer ¿ Cua es la naturaleza del problema? A mi juicio, asistimos,a una pugna de intereses, en el que sectores, con un grupo de objetivos inconfensables ( tal como bien apuntas) intervienen en el mercado por primera vez a la búsqueda de un servicio que no constituía el objetivo primordial de su actividad. Vamos por partes. La pretensión nunca explicitada, es modificar la estructura productiva de una nación mediante una ingeniería socioeconómica buenista que pretende acercar de “modo económico” los servicios profesionales al ciudadano. Esto choca con el sentido común. ¿ Quién me demuestra que una corporación mastodóntica es más eficiente, sencillamente por ser una gigantesca empresa ? Una lección de mercadotecnia elemental nos enseña, que el branding de una marca de lujo invierte menos en crecimiento, atención al cliente, que un profesional, pero como es una marca de lujo se compra ¿ Dónde está el beneficio para el cliente ? En ningún lado. Se trata de una estafa social infame que busca socavar el buen hacer de los profesionales por sabe Dios que empresas de servicios, a los que realmente el cliente les da igual, porque solo es una pieza más en su estructura económica y no la situación personal de cada empresa, de cada Comunidad, etc… Todo, se nos dice, para mayor confort y atención al ciudadano. Es una mentira disfrazada de papel de regalo. ¿ Cuál es nuestro deber ? Reaccionar como profesionales en conferencias, seminarios , redes sociales, prensa, etc.. para hacer oir lo que nuestra experiencia sabe desde hace tiempo. No sé tú, pero yo pienso defenderme ante lo que considero un atropello. Eliminar los Colegios Profesionales, es suprimir la única garantía que tiene nuestro cliente frente a la arbitariedad de un mercado desregulado que se parecerá (frente a lo que nos quieren vender) en una pura anarquía profesional. Es mucho lo que nos jugamos, y no solamente nosotros, sino todos. Un cordial saludo.

    1. Estimado Miguel Angel:
      Muchas gracias por tu punto de vista. Al igual que el punto de vista de Álvaro nos ayudará a enriquecer la opinión de los Administradores de Fincas Colegiados.
      Cuando se presenta una ley como esta que estamos hablando, debemos aplicar la clave de la “conspiración”, de esta forma podremos acercarnos a la realidad y a la intención de la misma.
      Esta ley es una de las que yo llamo “ley cebolla”, tiene diferentes capas y cada una de ellas profundiza en la realidad y la intención de la misma. Cuales son los beneficios según esta ley:
      a) El ciudadano (siempre el ciudadano), se verá beneficiado por la mejora de los costes profesionales y por una mayor competencia. Primera mentira. Se ha demostrado que en otros países como Holanda, que pasó de una regulación estricta antes del año 2.002 a una desrregulación total, no aumentó de manera significativa la cantidad de profesionales en las diferentes profesiones con respecto a otros países vecinos. Si no ha habido un crecimiento económico real, cual es el interés de poner en marcha esta ley?.
      Recordemos que en el sector de la Administración de Fincas, por ejemplo, tenemos mas de 15.000 profesionales que compiten día a día y tenemos una ley omnibus que defiende la libre competencia y la desrregulación de tarifas.
      Si la mejora de la economía y de su PIB no es justificación suficiente, debemos pasar a la “2ª capa” de la “Ley cebolla”. ¿Quién presiona para regular o más bien desrregular las peculiaridades propias del régimen jurídico de los Colegios Profesionales y el ejercicio de las profesiones tituladas y porqué?. ¿ Sabían Vds. que una encuesta realizada por Sigma dos, el 80% de los españoles consideran que la profesión del Administrador de Fincas debería incluirse entre aquellas profesiones que sería obligatorio estar colegiado?. Estoy seguro que por extensión se podría aplicar a otras muchas profesiones. Sin embargo, el Gobierno ó el Estado que debería legislar en base a los intereses de los ciudadanos , claramente no lo hacen, insiste en la liberalización y desrregulación del mercado.
      Está claro que la Ley de Servicios Profesionales se va a poner en marcha, SI o SI, de hecho hay un expediente abierto por parte de la Comisión Europea a España. Dice la Comisión Europea, en la estupidez y majadería que les suele caracterizar, que la legislación española contiene “obstáculos excesivos e injustificados”. Desde luego, por mas que miro nuestra legislación, no lo veo. Si es verdad que algunos colegios deben de eliminar el resto de proteccionismo que tienen en sus tarifas mínimas obligatorias, pero esto no justifica hacer una nueva ley de servicios profesionales para todos los sectores.
      Bién, tenemos la “2ª capa de la cebolla” mínimamente analizada. La “3ª capa de la cebolla” es quién manda realmente en la Comisión Europea. Sabes que la Comisión es el órgano ejecutivo y legislativo de la Unión Europea. Se encarga de proponer la legislación, la aplicación de las decisiones, etc. Se compone de 28 miembros. Estos 28, durante la última década conjuntamente con el resto de los estamentos de la Unión Europea, solo ha apostado por el libre mercado y la desrregulación. Destacamos a modo de ejemplo por su importancia:
      – Desrregulación de los mercados financieros con la consiguiente burbuja crediticia que estalló en el año 2008 y que reforzó el poder de los especuladores.
      – La moneda única, que acentuó las diferencias entre economías fuertes y débiles.
      La obsesión con la liberalización y la “competitividad” lo que ha dejado a la totalidad de los sectores de la sociedad expuestos a la fuerza de los mercados. Han salido perdiendo los derechos sociales, la legislación medioambiental y los servicios públicos.
      De lo dicho anteriormente, en la “3ª capa” de la cebolla esta el LOBBY EMPRESARIAL, multinacionales que ostentan un poder SUMO e influyente en Bruselas y en los Estados Miembros. Estos marcan las pautas a seguir a la Comisión Europea y a sus comisarios, no tengo la mas mínima duda.
      Nunca ha habido mas necesidad que ahora oponerse a las influencias de las multinacionales, que desvirtúan a la democracia y socavan toda protección social y profesional.
      Debemos ser participes desde los Colegios y Consejos de las diferentes profesiones para discutir alternativas, estrategias y acciones conjuntas en beneficio de nuestra profesión, de los ciudadanos y de nuestro estado de bienes.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 4 =