Un certificado de valía profesional

La aparente simplicidad el art. 20 de la Ley de Propiedad Horizontal sobre las funciones a desarrollar por el administrador, esconde una multitud de tareas que las nuevas regulaciones, relacionadas con las comunidades de propietarios, han ido desarrollando en los últimos años. Quizá nuestros clientes sólo ven en nuestro trabajo el enunciado de dichas labores, desconociendo el contenido que ejecutamos en cada una de ellas.

Pero nosotros lo sabemos y lo desarrollamos todos los días en nuestros despachos. Desde hace algunos años hemos comprendido y asumido que nuestra profesión es multidisciplinar. Desarrollamos conocimientos de muy amplio espectro en nuestro día a día: contables, laborales, fiscales, técnicos, civiles y administrativos.

Ello implica la alerta constante sobre nuevas legislaciones en cada materia y un control exhaustivo de su aplicación dentro de los lazos marcados por Ley. Esa alerta se dispara dentro del ejercicio constantemente: La Ley de Protección de Datos, la aplicación o no de la obligación de los repartidores de coste, la Ley de barreras arquitectónicas, la aplicación de nuevos impuestos y su casuística IEE, Certificaciones Digitales…

Los Administradores de Fincas desarrollamos conocimientos de muy amplio espectro en nuestro día a día: contables, laborales, fiscales, técnicos, civiles y administrativos

Pero, ¿lo saben nuestros clientes? ¿Tienen conocimiento de la amplitud de normativas que aplicamos en su comunidad? ¿Tienen constancia de nuestra responsabilidad ante tantas materias? Entiendo que no. Si fuera así nuestra profesión sería más valorada y por ende mejor retribuida.

Informar al cliente

Para que nos valoren debemos valorarnos. Es obligación del administrador informar a nuestros clientes del trabajo que desarrollamos en las diferentes materias  y hacerlo en base a la formación que recibimos. Aquí es donde el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) tiene uno de sus fundamentos principales: la formación a sus colegiados. Es una de las claves de diferenciación contra el intrusismo.

Desde la Comisión de Formación (CAFMadrid) se elaboran semestralmente los cursos que se consideran básicos y elementales para la buenas formación de un administrador colegiado, pero se va más allá. A parte de los cursos básicos se estudia y se desarrollan jornadas sobre aquellas nuevas legislaciones que se van imponiendo en el curso del ejercicio.

CAFMadrid tiene uno de sus fundamentos principales: la formación a sus colegiados y ésta es una de las claves de diferenciación contra el intrusismo

Hasta aquí el CAFMadrid ha cumplido el objetivo de dar información y formación a sus colegiados, pero es hora de dar un paso más: certificar la formación. Será nuestro Colegio el que mediante un sello de certificación nos dará valor ante nuestros clientes, los cuales entenderán que estamos preparados como profesionales para ser su administrador.

Es un trabajo en conjunto de todos los Colegios de Administradores de Fincas territoriales y reflejado en un nuevo Reglamento de Certificación de Formación Continua elaborada por el Gabinete de Estudios del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE).

El objetivo de CAFMadrid es presentarlo para su aprobación en  Asamblea  General con aplicación inmediata. De esta manera nuestra formación continua se verá reflejada en nuestros despachos mediante la emisión de un Certificado, haciéndonos valedores de los conocimientos adquiridos ante nuestros clientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − dos =