La detección de incendios salva vidas

Incendio en bloque de viviendas

Por Juanjo Bueno

Con la llegada del frío han comenzado los incendios en viviendas. El último, registrado en Sevilla, se ha cobrado la vida de dos ancianas. La causa: intoxicación por inhalación de humo. Ésta es la principal causa de muerte en caso de incendio. Le sigue de lejos la muerte por quemaduras.

Cada año, los incendios en hogares causan más de 150 víctimas (164 según el último informe de Bomberos y Aseguradoras). Un dato que se hace más patente durante los cinco meses más fríos, concretamente entre noviembre y marzo.

Según Tecnifuego-Aespi, la asociación que agrupa a las empresas que desarrollan los sistemas de seguridad contra incendios, los aparatos productores de calor son la principal posible causa del origen de los incendios mortales. El segundo y tercer motivo serían el fuego directo y los fallos en las instalaciones eléctricas.

Cada año, los incendios en hogares causan más de 150 víctimas. Un dato que se hace más patente durante los cinco meses más fríos, concretamente entre noviembre y marzo.

Si hablamos del tipo de estancia donde mayor número de incendios se producen, el salón, el dormitorio y la cocina son, por este orden, las habitaciones más vulnerables.

Mientras, los mayores índices de víctimas mortales en viviendas son aquellos en donde el ocupante vive solo y tiene más de 75 años, dicen en Tecnifuego-Aespi.

Ante este drama, ¿qué podemos hacer? Desde hace un par de años esta asociación viene instando al Ministerio de Fomento a que tome cartas en el asunto y favorezca una legislación a favor de la adopción obligatoria de medidas de seguridad contra incendios, como es la instalación de un detector. Un pequeño aparato que salva vidas y que ya es obligatorio en países de nuestro entorno, como Francia, Alemania, Bélgica y Reino Unido.

Buenas iniciativas

No obstante, la inacción del gobierno español no ha impedido que algunos municipios abanderen iniciativas a favor de la instalación de detectores de incendios. Así, los bomberos de la Diputación de Zaragoza son los últimos que han desarrollado el proyecto Hogar Seguro.

Esta campaña que tiene por objeto la instalación gratuita de detectores en viviendas de ciudadanos vulnerables o ancianos ya ha sido impulsada por los ayuntamientos de Ponferrada (León), Alcorcón (Madrid); Sestao, Derio, Ugao, Abadiño (y otros municipios de Vizcaya); San Sebastián, Oñati, Elorrio (y otros municipios de Guipúzcoa), Laredo (Cantabria), municipios de Burgos, Palencia, La Unión (Murcia), Baracaldo, Cáceres y la Diputación de Castellón. Y con todo, no es suficiente.

La normativa es muy vaga en cuanto a las medidas a adoptar. Sólo el Código Técnico de la Edificación (CTE) español exige, a las edificaciones construidas a partir de 2006, sistemas de detección en función del uso de vivienda, si la altura de evacuación excede de 50 m., o uso de aparcamiento para aquellos de más de 500 metros cuadrados. También se exige un sistema de detección de monóxido de carbono en aparcamientos de más de 5 plazas o más de 100 metros cuadrados.

Consejos para prevenir incendios

Además de instalar detectores, siempre es importante tener en cuenta otra serie de consejos para prevenir incendios en el hogar:

  • Las estufas pueden originar un incendio. Manténgalas alejadas, como mínimo un metro, de otros objetos como cortinas, ropa puesta a secar, etc.
  • No deje velas encendidas sin vigilancia.
  • Mantenga las cerillas y los encendedores fuera del alcance de los niños.
  • Antes de salir de casa o de acostarse, apague todos los aparatos que puedan originar un incendio (estufas, fogones, etc.), velas, y cierre las llaves de paso del gas.
  • Desconecte las planchas de pelo o de ropa después de su uso. Y cuando las esté utilizando, colóquelas sobre superficies no inflamables.
  • No conecte varios aparatos en un solo enchufe múltiple y mantenga en buen estado la instalación eléctrica.
  • No utilice aparatos de ningún tipo en mal estado (estufas, cocinas, neveras, etc.).
  • No fume en la cama y no tire las colillas en cualquier sitio. Asegúrese de apagarlas.

 

Compartir