La accesibilidad desde el portal del edificio

La accesibilidad desde el portal del edificio

Por Enrique Fernández Ruiz
Asesor de Arquitectura del CAFMadrid

Desde 1992, cada 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidades y es un buen momento para recordar que un 70% de los edificios residenciales en España tienen barreras arquitectónicas; en otras palabras, no cuentan con la accesibilidad necesaria para que ningún vecino se encuentre prisionero en sus propia vivienda.

En muchas ocasiones se plantea en las comunidades de propietarios la necesidad de realizar obras en la finca para facilitar el acceso a personas con algún tipo de discapacidad. Este tipo de actuaciones requiere la realización de obras en el portal, lo cual supone un costo elevado para la comunidad. Ante esta situación, en algunos casos se plantea la solución de facilitar el acceso a estas personas a través de puertas traseras, garaje, u otras ubicaciones, no implicando la modificación del portal de acceso.

La normativa no permite realizar un acceso desde otra zona que no sea el portal de la finca.

Cuando se realizan obras para la supresión de barreras arquitectónicas en un inmueble, dichas obras consisten en la realización de los trabajos necesarios o la instalación de los mecanismos adecuados para facilitar el acceso y la utilización a personas con algún tipo de incapacidad, a zonas que anteriormente no eran accesibles, con el fin de garantizar la no discriminación, independencia y seguridad de dichas personas. De esta forma, se está generando lo que se denomina itinerario accesible.

Normativa vigente

Dicho itinerario accesible deberá cumplir unas determinadas condiciones en relación con los desniveles existentes en el mismo, espacios de giro para la maniobra de sillas de ruedas u otros mecanismos, pasillos y pasos de accesos, puertas, tipos de pavimentos y pendientes permitidas. Todos ellos se encuentran definidos y acotados en el Código Técnico de la Edificación.

De acuerdo con el mencionado Código, en su Documento Básico BD-SUA, punto 9. Accesibilidad, art. 1.1.1 se establece lo siguiente:

1.1.1. Accesibilidad en el exterior del edificio

  1. La parcela dispondrá al menos de un itinerario accesible que comunique una entrada principal al edificio, y en conjuntos de viviendas unifamiliares una entrada a la zona privativa de cada vivienda, con la vía pública y con las zonas comunes exteriores

En las notas aclaratorias del Ministerio de Fomento sobre este artículo, se indica que “En aquellas parcelas en las que no existan zonas exteriores, el itinerario accesible se reduce al cumplimiento de las condiciones de accesibilidad de la entrada principal al edificio o establecimiento desde la vía pública.”

Como puede comprobarse, queda perfectamente determinado en el artículo que define la accesibilidad al edificio que el itinerario accesible debe comunicar una entrada principal del edificio. Este precepto se vuelve a mencionar en las aclaraciones del Ministerio de Fomento, cuando expone que el cumplimiento de las condiciones de accesibilidad se deberá realizar desde la entrada principal al edificio. No sería admisible con la normativa vigente la realización de un acceso desde otra zona distinta que no fuera el portal de la finca.

Reforzando lo comentado anteriormente, vuelve hacer hincapié, en su art. 1.1.3, relativo a la accesibilidad en las plantas del edificio, donde se nuevamente se menciona como acceso accesible la entrada principal accesible al edificio:  

1.1.3 Accesibilidad en las plantas del edificio

1 Los edificios de uso Residencial Vivienda dispondrán de un itinerario accesible que comunique el acceso accesible a toda planta (entrada principal accesible al edificio, ascensor accesible o previsión del mismo, rampa accesible) con las viviendas, con las zonas de uso comunitario y con los elementos asociados a viviendas accesibles para usuarios de silla de ruedas, tales como trasteros, plazas de aparcamiento accesibles, etc., situados en la misma planta.

Como puede comprobarse, la norma es clara haciendo especial hincapié en el concepto de entrada principal accesible, no permitiendo entradas accesibles desde otros lugares de la finca.

Igualdad entre todos los españoles

En el Real Decreto 173/2010 se modifica el Código Técnico de la Edificación, en materia de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad, conjugando los aspectos relativos a seguridad de utilización y accesibilidad, y seguridad en caso de incendio.

En la actualidad, el Código Técnico de la Edificación, con las incorporaciones aprobadas por el Real Decreto 173/2010, son las normas vigentes, dado que tiene rango superior que las normas u ordenanzas de carácter municipal o autonómico.

El art. 149.1 de la Constitución atribuye al Estado la competencia para regular las condiciones básicas que garanticen la igualdad entre todos los españoles. Por este motivo, se generan este tipo de normas, las cuales tienden a facilitar dicha igualdad. Para garantizar la no discriminación de las personas con algún tipo de minusvalía, se establece en la norma que, su acceso al inmueble, se realice por el acceso principal al mismo, evitando la generación de otro tipo de accesos que puedan producir un trato discriminatorio.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 1 =