Incendios en viviendas: cómo actuar

Por Salvador Jiménez Hidalgo, administrador de fincas colegiado

 

El Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) colabora con el Cuerpo de Bomberos de la CAM y el Ayuntamiento de Madrid con el objetivo de concretar pautas de colaboración y actuación frente los siniestros provocados por el fuego en las comunidades de propietarios.

Las estadísticas de los últimos años nos dicen que la mayoría de las intervenciones del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid se realizan mayoritariamente en las viviendas. De 1612 intervenciones en 2018, 1295 corresponden a viviendas particulares, lo que representa un 82%. Con el agravante de que en 2019 ya se han registrado 6 fallecimientos como consecuencia de un incendio.
Sabemos lo que hay que hacer y lo que no debemos hacer nunca. Pero… ¿qué podemos hacer si a pesar de tomar las medidas, o por no se produce un incendio?

Pixabay

 

Si el incendio se produce en nuestra vivienda

• Para intentar apagarlo, caso que se produzca en nuestra vivienda, es muy recomendable disponer de un extintor, una manta ignífuga y detectores de humo y detector de gas (si guisamos con gas) -es como el seguro, mejor no tener que utilizarlo, pero hay que tenerlo por si acaso-
• Intentar extinguirlo nada más comenzar. Si tenemos detector de humos nos avisará (luego hablaremos con más detalle sobre los detectores de humos) y podremos conseguir que se quede en una alarma.
• Si no tenemos en casa un extintor, al menos tener localizado el más cercano de las zonas comunes del edificio (escalera o portal).
• Nunca intentar apagar un fuego echándole agua.
• Si no podemos apagarlo, no dudemos en salir de la vivienda dejando cerrada la puerta.
• Si el fuego nos impide salir de la vivienda cerrar las puertas de las habitaciones que podamos, tratemos de protegernos en el exterior (terraza o balcón) o asomarnos a una ventana para que nos vean.
• Lamar al 112 y dar aviso del incendio.
• Si salimos de la vivienda, esperar a los bomberos para darles la información que precisen.

Si el incendio se produce por debajo de su vivienda

• No salir nunca de la vivienda si hay fuego que nos impida bajar o humo en la escalera. Mueren más personas por el humo que por el fuego.
• Si no podemos salir de la vivienda, poner trapos/toallas mojados en todas las rendijas de la puerta de entrada para que no nos entre el humo y no abrir la puerta.
• Si el fuego es por el exterior del edificio o patio, mojar las ventanas amenazadas por las llamas.
• Hacer señales desde una ventana para que nos vean desde la calle e intenten evacuarnos. Nunca intente escapar por una ventana: ¡espere a ser rescatado!
• Llame al 112 e indique su posición y circunstancias que le afecten: problemas de movilidad, si hay niños con usted, el número de personas en la vivienda, etc.

Si el incendio se produce por encima de nuestra vivienda

• No encontraremos humo en la escalera y podremos abandonar la vivienda.
• Protéjanse con mantas y salgan de la vivienda sin recoger nada. Lo más valioso es la vida.
• No usar el ascensor bajo ningún concepto, nos podríamos quedar atrapados en él.
• No correr. Abandonar el edificio con tranquilidad y a ser posible entregar las llaves de nuestra vivienda a los Bomberos, porque es posible que tengan que reconocerla.
• No alarmar a los vecinos por el telefonillo, ni animarlos a abandonar su vivienda, porque podríamos ponerlos en peligro si alguno de ellos sale a la escalera donde hay humo.
• Si somos testigos de un incendio llamar a los Bomberos y darles la alarma. No confiar que otra persona lo hará.
• LLamar al 112, detallando el número de plantas del edificio, en qué planta es el incendio y si hay gente pidiendo ayuda.
• Si el número de la calle es complicado de localizar, dar alguna referencia que pueda ser de ayuda para localizar la ubicación.
• Esperar a los servicios de emergencia en lugar próximo e indicarles el lugar concreto del incidente.