Guía para resolver los problemas de ruidos en una comunidad de propietarios

Por Ismael Tabernero, administrador de fincas colegiado en Solufincas

Resolver los problemas que surgen por la celebración de fiestas u otros eventos en la vivienda del vecino, como pueden ser el ruido, las molestias, el trasiego de gente en el edificio… implica la intermediación y la necesidad de contar con un Administrador de Fincas Colegiado, que se encargará de llevar a cabo, con total garantía, este procedimiento:

  • Redactar el requerimiento previa obtención de testimonio documental que respalde al presidente, antes de serle solicitada su firma en el mismo (por ejemplo, contando con correos electrónicos de vecinos informando de los hechos, que deberán ser reiterados y evidentes).
  • Remitir el requerimiento por medio fehaciente (por ejemplo, mediante burofax con certificación de texto y acuse de recibo, especificando plazo para cumplimiento de lo requerido, y advirtiéndose expresamente que, finalizado el mismo, pudieran iniciarse acciones en su contra).
  • Si el ocupante no es el propietario, será aconsejable remitir el requerimiento a todos ellos.
  • En caso de incumplimiento posterior al plazo dado en el requerimiento (habitualmente 15 días naturales), se tomará nota para incluir el punto en el orden del día de la próxima Junta General.
  • Durante la reunión, siempre ejerciendo prudencia para no identificar a los vecinos informantes (ya lo solicitará, si procede, su señoría), para, en lo posible, evitar venganzas o represalias personales, el Administrador de Fincas colegiado, en su función de Secretario, expondrá los antecedentes, los intentos previamente practicados por vía amistosa (llamadas, correo postal o electrónico y finalmente por burofax) y someterá a la votación de los presentes la propuesta del inicio de la acción de cesación contra los responsables (aun cuando sean inquilinos, siempre se deberá incluir a los propietarios junto a aquellos).
  • Levantar el acta con el texto y terminología acordes al caso y procedimiento legal a utilizar.
  • Notificar el acuerdo adoptado, en acta de Junta, especialmente, a los propios demandados.
  • Antes de llevar a cabo esos pasos, contar con la cobertura de defensa jurídica del seguro de la finca, de modo que los costes sean asumidos por la compañía, defendiendo también de este modo los intereses de nuestro cliente.
  • Coordinar el otorgamiento de poderes en favor de abogados y procuradores.
  • Gestionar peritajes, por ejemplo, contando con técnicos de acústica, en muchos casos ofrecidos o cubiertos por el seguro de la comunidad.
  • Hacer seguimiento de los pasos procesales y revisar y compartir con los representantes comunitarios los distintos autos y comunicados de juzgados, abogados, peritos…
  • Colaborar en la citación de presidente y vecinos testigos cuyo testimonio será requerido por el juez.
  • Efectuar los pagos a los profesionales envueltos y exigir los cobros a la aseguradora.
  • Si finalmente la sentencia es favorable, igualmente, el Administrador instará al abogado de la Comunidad, previo visto bueno del presidente y de la Junta, a solicitar la ejecución de la sentencia, cuando ésta sea firme, y, si la sentencia detalla condena en costas, reclamando el recobro de las costas.

Atender todos estos trámites en una comunidad sería impensable si no se cuenta con un Administrador de Fincas colegiado.

En SOLUFINCAS tenemos el privilegio de formar parte del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, lo que, a su vez, permite contar, en beneficio de nuestros administrados, con la Asesoría Jurídica colegial, cuya labor sin duda respalda el buen servicio que los buenos profesionales deseamos dar a todos nuestros clientes, también cuando se producen molestias por ruidos al hacerse fiestas en casa.

Compartir