Las termitas y el casco antiguo de Madrid

Por Milagros Fernández de Lezeta. Directora General de ANECPLA

En el subsuelo de Madrid se encuentran nidos de termitas que infestan los inmuebles más antiguos de la ciudad. Los edificios de madera y los espacios húmedos dentro de éstos son la combinación perfecta para facilitar la aparición de una plaga que puede llegar a provocar grandes pérdidas en las estructuras e incluso ocasionar derrumbes. Por ello, las inspecciones obligatorias de los edificios, realizadas una vez cada 10 años en edificios con más de 30 años de antigüedad, deberán extremarse, haciendo intensivos sus controles técnicos.

Es frecuente la detección de graves problemas en las construcciones, aun produciéndose la obtención de informes favorables (por desconocimiento de la gravedad de la patología existente) de la Inspección Técnica de Edificios (ITE). Para evitar que se produzcan situaciones de derrumbe o de edificios con grandes y graves daños será necesario del mismo modo que arquitectos e inspectores amplíen su formación en esta materia con el fin de realizar un examen más eficaz y, ante la duda, pedir asesoramiento a una empresa especializada en control de termitas.

Arquitectos e inspectores deben ampliar su formación con el fin de realizar un examen más eficaz y, ante la duda, pedir asesoramiento a una empresa especializada en control de termitas

Detección y prevención

Los lugares sin ventilación, con humedad, faltos de mantenimiento y de limpieza son el hábitat idóneo para el asentamiento de las termitas. Secar espacios húmedos o afectados por inundaciones con calor o facilitar ventilaciones pueden ser las soluciones para hacer que las termitas no ataquen los rodapiés, el parqué o los cercos de las puertas.

Por la dificultad de los tratamientos de la madera, tanto en obras públicas y privadas de nueva construcción, como en reformas de edificios, es imprescindible que sean realizados por una empresa especializada, debidamente homologada y registrada y por personal experto. Sin embargo, a raíz de la crisis, se ha notado un preocupante crecimiento en el intrusismo y la competencia desleal.

Según estimaciones de la patronal de empresas de servicios biocidas, la realidad es que, con el fin de ahorrar costes, un 40% de los tratamientos son realizados por personal de empresas de reformas, como pintores y carpinteros, cuya formación y experiencia hace que sus aplicaciones sean nada eficaces, ya que el tipo de protección y/o aplicación suele ser superficial (tratan solo la madera que está a la vista) el tratamiento debe de variar según la patología, y debe realizarse con el asesoramiento y el trabajo técnico de un especialista en control de plagas de la madera.

Un 40% de los tratamientos de termitas son realizados por pintores y carpinteros, cuya formación y experiencia hace que sus aplicaciones no sean eficaces

Es importante ser extremadamente exigentes a la hora de seleccionar a una empresa de control de plagas, teniendo en consideración diversos criterios: que la empresa esté inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas/Biocidas, con personal técnico en posesión del certificado del curso homologado que le avale como especialista, y cuyos productos utilizados, del mismo modo, estén registrados y autorizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

 

 

Un comentario en “Las termitas y el casco antiguo de Madrid

  1. Muy buen artículo. Se trata de una plaga muy dañina que hay que tratar de prevenir con controles periódicos y que hay que asegurarse de erradicar en profundidad una vez se haya detectado. En Eservin somos especialistas en control de plagas y disponemos de profesionales y tecnología adecuada para cada una de ellas, entre las que se encuentran las termitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =